Telefonía Analógica, Vs Digital Vs IP. ¿Qué tecnología elegir para la empresa?

El mundo de las telecomunicaciones es cada vez más complejo, donde las empresas usan términos que cuestan de comprender. Vamos a tratar de explicar las distintas tecnologías que están detrás de los sistemas de telefonía fija para que al fin podamos entender de qué nos están hablando y valorar qué nos conviene realmente en cada caso.

Actualmente hay tres tecnologías sobre las cuales realizamos nuestras llamadas, la telefonía analógica, la digital y la voz IP. Estas tecnologías pueden combinarse entre sí cuando emitimos una llamada, ya que todas las redes se combinan para hacer posible la comunicación con cualquier otro teléfono del mundo. Sin embargo, para este análisis nos vamos a centrar en las líneas que nos llegan a nuestra oficina, y cómo conectamos nuestra centralita a las líneas, y conocer los terminales que debemos usar.

Líneas analógicas

Estas líneas pertenecen a la Red de telefonía conmutada (RTC o RTBC) y básicamente están pensadas para transmisión de voz, aunque pueden también transportar datos, por ejemplo en el caso del fax o de la conexión a Internet ADSL. Se basa en un cable de dos hilos finos de cobre por el cual se transmite una señal eléctrica que se convierte en ondas de sonido. Estas ondas son las que transmiten la voz cuando hablamos por teléfono.

Características:

  • Permiten una sola comunicación por línea contratada
  • Mayoritariamente utilizada en el mercado residencial
  • Cada línea va bajo un número identificador, o DDI geográfico

 

Líneas digitales

Se trata de un estándar por el cual diversas comunicaciones pueden transmitirse en formato digital (unos y ceros) a la vez a través de los cables de teléfono tradicionales (el par de cobre tradicional). Forma parte de la Red Digital de Servicios integrados (RDSI o ISDN en inglés), y se basan en un protocolo digital que permite proporcionar una amplia gama de servicios, tanto de voz como de teleservicios y otros tipos.  Esta tecnología permite una mayor capacidad de transmisión, donde voz y datos pueden viajar a la vez. En general tiene una capacidad de 128kbps tanto para subida como para bajada y de aquí salen los dos canales de voz de 64kbps. A continuación vemos las principales características de una línea RDSI:

 

  • Líneas RDSI (BRI), permiten 2 comunicaciones simultáneas a través de 2 canales de 64 Kbps, para voz o datos.
  • Cada canal supone una numeración (DDI) con la que nos pueden llamar y emitir llamadas, sin embargo se suele configurar en centralita para usar uno principal para identificarse en las llamadas salientes, o saltar a otros números en la recepción de llamadas si el principal está comunicando.
  • Las líneas RDSI (PRI), permiten hasta 30 comunicaciones simultáneas a través de 30 canales de 64 Kbps, para voz o datos.
  • Mayoritariamente utilizada en el mercado empresarial.
  • Mayor calidad de sonido que las analógicas (codec G-711) ya que no hay ruidos ni interferencias.

 

Líneas IP

Una línea IP en realidad no es más que un canal de voz donde la llamada se transmite por la red de Internet, conectando un dispositivo SIP o centralita con el proveedor VoIP. En general se usa el estándar SIP para las llamadas VoIP y el número de canales es tan grande como nos permita el ancho de banda y nos ofrezca nuestro proveedor de telefonía VoIP. No existen por tanto líneas físicas IP, sino que son las conexiones de datos (fibra óptica, ADSL, LAN…) que nos permiten realizar este tipo de llamadas.

Características línea IP:

  • No dependemos de líneas físicas sino de una infraestructura de red, por lo que prácticamente no hay limitaciones en la cantidad de conversaciones simultáneas
  • Los números de teléfono se alojan en la nube de nuestro operador de telecomunicaciones. Podemos usar tantos números como queramos contratar, y del lugar geográfico que queramos (conforme normativas y disponibilidad). Así, podemos usar una línea IP con un smartphone, estando en cualquier parte del mundo, y usar múltiples números de contacto (Barcelona, París, Madrid…).
  • Al no depender de unas líneas físicas podemos crear una red uniendo múltiples ubicaciones. Es una ventaja importante para que redes de tiendas o delegaciones estén interconectadas y bajo un número de cabecera único.
  • Podemos conseguir una calidad HD en las llamadas según el operador y equipos que tengamos.

 

Ahora que ya conocemos estas tres tecnologías de comunicación, vamos a explicar ahora su aplicación en las redes de telefonía (centralitas) de empresa y los terminales que vamos a conectar:

Centralita analógica:

Es aquella centralita basada en la tecnología analógica, por la que las llamadas son conmutadas y redirigidas al destinatario mediante la propia electrónica de la centralita (pequeños conmutadores). Los teléfonos son más sencillos, conectados con un par de hilos (RJ9) y usará las líneas de telefonía básicas RTB para conectarse al exterior.  El precio es muy económico, aunque por el contrario estará bastante limitada por funcionalidad, requiriendo una línea física exterior para cada llamada concurrente.

Centralita digital:

Hoy en día la mayoría de centralitas son digitales. Técnicamente son parecidas a un servidor (ordenador), donde gestionan las llamadas como si fuesen datos (1 y 0s). Una centralita puede admitir diversos tipos de líneas de entrada, como RDSI, RTB o incluso conectarle enlaces móviles GSM, un fax, modem, etc. Son tan ampliables como físicamente sea posible por espacio, donde varios modelos disponen de diversos módulos de ampliación.

Por el otro lado, los terminales sí que deben ser digitales. Cada teléfono que le conectemos deberá ir conectados por cable RJ11 o RJ45, donde reciben mucha más información y tienen mayor funcionalidad que no simplemente realizar llamadas. Serán terminales un poco más complejos y de precio superior a los analógicos. Así, parecido a la centralita analógica, será necesario tener la oficina cableada para la telefonía, a no ser que usemos terminales inalámbricos DECT (donde las antenas sí irán cableadas con la centralita).

Centralita IP:

Es la solución más moderna y avanzada del mercado. En sí, sería parecido a una centralita digital, ya que gestionamos datos con 1 y 0, sin embargo se basa en el estándar de comunicación IP igual que los datos de Internet. De este modo compartimos las redes de Internet tanto de la oficina (Ethernet) como las redes exteriores que conectan a todo el mundo.

Las ventajas de este sistema, al compartir las redes de internet son múltiples:

A nivel interno cada teléfono estará conectado a cualquier boca de Ethernet, pudiendo compartir la red con los ordenadores. No será necesario un nuevo cableado para teléfonos. Los teléfonos se configuran como extensiones y no importa dónde lo conectemos dentro de la oficina. Así cada usuario tendrá su teléfono y llevárselo a cualquier ubicación.

A nivel externo, las líneas que le conectamos tanto pueden ser IP (trunk SIP) para hacer llamadas VoIP, como conectarle líneas RDSI, analógicas o incluso mediante enlaces móviles. Si solamente usamos voz IP, simplemente conectando una ADSL o fibra podemos tener tantas líneas como nos ofrezca nuestro operador, posibilitando múltiples numeraciones, virtualizar el servidor en la nube, o poder disponer de centros de trabajo o delegaciones en múltiples ubicaciones geográficas sin costes adicionales en telefonía. Todo integrado bajo un mismo sistema de centralita telefónica IP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: